sábado, 9 de marzo de 2013

DESDE MI VENTANA

La soledad desde hace unos años es mi mejor compañera, pues a veces las personas no entienden o no quieren entender , que es lo que pasa con un ser sensible con dolores de alma.
Hace años que no tengo citas, que no sé ,lo que es una conversión entre amigas, ni ir al cine, pues desde que murió mi padre y deje a ese hombre que me robo la sonrisa ,no llevo otra vida que la de ver las cosas desde mi ventana.
Desde mi ventana veo a la gente que vive, y yo sin embargo vivo muerta.La vida no me regalo nada, pero hay cosas que también me busque y que ya pague con creces por ellas.

No fue fácil aceptar la muerte de mi abuela maltratada en una residencia, por la avaricia de mi tía,tampoco fue fácil aceptar que mi otra abuela, menos conocida para mi ,decidiera acabar con su vida tirándose desde la ventana de una residencia, ante la decepción del que era su ojo derecho, mi tío.En un tiempo estuve enfadada con ella por el pesar que le dejaba a mi padre , ahora la entiendo pues conocí tan triste sentimiento como es  la decepción.

Seguí siendo alegre y divertida pero dentro de mi ya me dolía la entraña, porque un acoso sexual laboral de dos años , me introdujo en la enfermedad de la anorexia, aunque desde niña ,mis problemas alimentarios ya daban cuenta, de que algo pasaba a la niña mas bajita de lo normal con dos coletas.Me encantaba comer desde bebe, mi madre decía que cuando no podía más tocaba la comida, pero en aquellos tiempos esto era una anécdota ,porque la psicología se reducía a las collejas, ya que yo no era una niña guerrera pero hablaba mucho, y mi madre cansada de tanto que tenia encima , no podía soportar, que una enana a veces le llevara la contraria en política. Yo era más radical que ella y no sé si intentaba llamar la atención , pero tenía tantas cosas que contarla y ella tenía tan poco tiempo.Nos enzarzábamos en disputas políticas que acababan, en una persecución dando vueltas a una mesa redonda, y como apenas me veía , no lograba cogerme y yo en un buen quite ,conseguía llegar a su habitación, donde desde el pomo de la puerta oía gritarme que me dejaba allí castigada.

El acoso sexual laboral fue uno de mis mayores secretos, pues no quise castigar a mis padres con ese triste acontecimiento , porque ellos ya sufrían lo de mis abuelas, pasaron mas cosas, un accidente de carrusel, cuando estaba triunfando como abogado, la gente fría de mi profesión, un caso que me dejo tocada pues me estaba amenazada de muerte, y yo seguí aquel asunto con pasión, cuando me entere de la verdad ,fue una de las mayores decepciones que me llevaría en mi vida.También tuve un aborto del que no estaba muy convencida, pero fue así, cuando todo paso , mi pareja me confeso que era heroínomano y tenia hepatitis C, nos queríamos pero no me veía embarazada y haciendo la comida para el y sus cuatro amigos porreros.
Luego caí en el lodo del que salí yo sola pero nadie me daba oportunidades, y entonces vino la enfermedad de mi padre.Antes se había cruzado en mi vida ,un hombre recién separado que se vengo de su ex ,en mi pues, me maltrataba psicológicamente, aprovechando mi debilidad ante la muerte de mi padre.Mi padre,aquel hombre tan maravilloso, no podía yo contarle estas cosas , pues el hubiese cogido un puñal  para vengar a su hija:Creo que no me enamore nunca aunque tuve relaciones, pero no encontré a nadie que le llegara a la altura.
Cuando aquel hombre dijo algo malo sobre mi madre, fue cuando me dí cuenta de que no quería seguir soportándole y me aleje y no como otras veces en que me escribía y se arrepentía, pero aquella vez no le di cuartel.
La sociedad  no me daba oportunidades y ahora que me la doy yo, mi enfermedad me juega malas pasadas, y mi compañera es la soledad ,porque aún no he podido celebrar la vuelta a los juzgados , un triste episodio hizo que tuviera que borrar mi blog, para que nadie le hiciera la vida imposible a mi querida hermana y mi ángel Natacha.Ni fui a la cena de verano pues , mi tobillo quedo mal, ya que cuando me rompió el tobillo la tibia y peroné ,me lo vende y les engañe con que era un esguince, por aquel entonces, a mi hermana le habían detectado una lesión precancerígena, y es lo único que me importaba.
Aún sigo sin poder haber celebrado mi vuelta a los juzgados, pues mi enfermedad me lo impide, o siempre ocurre un suceso, ya que las caídas de mi madre, duran mas que las de cualquier otra persona, pero ella es así y así la adoro, y mis hermanos y yo a veces no nos encontramos,pues yo sé que cuando llegan estoy deseando de hablarles y ellos vienen cansados y como decía mi padre hablo mucho y muy deprisa, pero el día se hace largo.Tampoco ellos se dan cuenta que yo vivo la vida a través de ellos, y que mi vida es lo virtual, ,  en mi colegido de abogados, soy Pérez y en mi provincia eso me hace ser inferior a los grandes apellidos.
Si la soledad es mi compañera , desde hace tiempo que camino sola, y hoy es un día de esos en los que se junta tres letras D de decepción porque espero cosas y no se produciran , M  de miedo a saber que pasara mañana, pues cada día es más duro  y T de tristeza pues casi ni hay ratos buenos , solo los que me dan mis amigos virtuales. pero las cosas están mal para todos y para mi se que no van a cambiar.Una se acostumbra a los dolores físicos pero no a los dolores del alma.
La soledad de tener que estar en casa viendo la vida desde mi ventana.



jacqui @ubp




5 comentarios:

  1. Soy Fran, te sigo en twitter... y leyendo tu blog,veo que tenemos vidas paralelas o muy paralelas. Nada puedo añadir a lo que cuentas pero si una cosa: No estás sola. Aunque no te conozca de nada más, aquí estoy para lo que necesites. Un abrazo enorme y mucho,muchísmo ánimo. De todo se sale,pero hay que sacar fuerza que aunque pienses que no la tienes, si que la tienes,está ahí. Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias amigo muchos besos y abrazos

    ResponderEliminar
  3. Joder Jackeline, me has dejau sin habla. Solo decirte ke mucho animo ke sigas luchando un muxu y abrazo fuerte fuerte

    ResponderEliminar
  4. Cambia, ya, de gafas y ponle cristales de colores. la soledad es muy buena, pero a ratos, tienes demasiada alegría para guardartela

    ResponderEliminar