lunes, 4 de febrero de 2013

LOS ABOGADOS NO LLORAN (segundaparte)

No,eran las cuatro y media ya tocaba ir a aquel despacho que para nada se le hacia suyo,estaba como a falta de amueblar, todo desordenado, pero es que ultimamente su cabeza habia recibido un duro golpe en un accidente, aunque ya antes se sentia extraña en aquel sitio.Nunca lo vio como suyo, primero eligio un mobiliario, pero luego su madre y ella vieron muebles mas baratos, y lo descambiaron, no pegaba mucho, estaba hecho como a trozos.
Ya iba con su hermana agarrada siempre porque un maldito accidente de carrusel le habia dejado bastante maltracha

No hay comentarios:

Publicar un comentario