jueves, 7 de febrero de 2013

DE ALGUNA MANERA NO PUEDO OLVIDARTE

DE ALGUNA MANERA

Parecía tan fácil vivir , no era mas ni era menos que un juego, casi como jugar al parchis,que obligaba a llegar el primero.Pero luego las cosas dejaron de ser juego, porque cuanto mas jugaba mas me dolía el alma, y solo necesitaba dos o tres segundos de ternura.Pero no la hubo, porque en el colegio no te enseñan de sentimientos, te dicen naces , creces, te reproduces y mueres, pero no te preparan para el morir , y menos para el morir de los otros.

POR MUCHO QUE QUIERA , NO ES FACIL YA SABES
Me faltan las fuerzas ha sido muy tarde.Mi primer recuerdo una mujer en comunión azul se metía en mi cama, debí llorar mucho, me dejaron con ella, y se fueron a ver el piso que habían comprado,, mientras en mi mente estaba la voz del que sería mi padre YA ESTAMOS EN ESPAÑA,Yo solo tenia dos años y medio, y luego con el tiempo me entere ,que aquella mujer que me trataba dulcemente era mi abuela Priscila, cuantas veces me recordó ese día, me debió llevar por todo el Barrio Girón , enseñándome a los vecinos , no sabia que hacer para que yo callara, oí otra voz que decía , ES QUE NO SON HORAS NO NOS CONOCE, pero luego les conocí y les adore porque allí estaba mi palacio de Girón.


DE ALGUNA MANERA
Me refugiaba allí siempre, no me importaba que las niñas se rieran de mi en el colegio,, lo primero que pensé antes de que llegara el momento de entrar en esa etapa, fue aprenderme el número de mi abuela , ya me lo sabía pues, cuando reñía con mi madr, me preparaba el petate, con mis braguitas, para varios días,sin a penas saber pronunciar, mi madre se reía , viendo aquella niña pequeña , más pequeña de lo normal, con dos coletas,lo que no sabía es que yo iba en serio, porque cogía la banqueta y esperaba oír la voz de mi abuela, y colgaba, no sé como sabia que era yo , y  a la media hora estaban aquí los dos, y ella decía nos llevamos a la niña, y mi madre me dejaba siempre , sí, a mi palacio iba siempre que quería, mi madre así se acercaba a su madre, eran tiempos felices, y yo en mi casa de Girón disfrutaba viendo a la gente por la ventana con mi abuela.Recuerdo que había mas personas que venían a que mi madre les dejara a la pequeña, los vecinos de al lado , eran viejos , pero cada vez que nos oían subir , abrían la puerta y  enredaban a mi padre para que yo pasara y me hartaba a flanes.

Y NADA MAS
Quien me iba a decir que un día ,cuando ya era adolescente me prohibieran ir a Girón, mi tía se había quedado con la cartilla y trataba mal a dos ancianos que eran tan importantes en mi vida, siempre deseaba que llegara el viernes vendrían a buscarme al colegio y las bobadas de las niñas ya se me olvidaban.Decidí seguir yendo a pesar de la prohibición que por otra parte era lógica le habían acusado a mi padre de ladrón, por ir a dar la medicación a mi abuelo.Yo limpiaba para que mi abuelo no se enfadara y riñera a mi abuela, creo que ella padecía alzheimer,pues ví una película y se comportaba como la protagonista, le hacia comer y eso le gustaba a mi abuelo, no iba a primera hora, en la carrera tenía turno de tarde , me iba antes de que se fueran al café, a limpiar el palacio y dar de comer a la mujer que se metió en mi cama aquel día y un día no pude ir más, porque nos llamaron ,les metían en una residencia, como mi abuela dio guerra, algo le dieron y quedo mal y la llevaron a otra,donde estaba peor y cuando fui a verla estaba llorando, había visto  un entierro de unos policías en un atentado terrorista y pensó según logre entenderla, que nos habíamos muerto todos , y por eso estaba allí .

APENAS NADA MAS,
 Era una residencia donde no había enfermeras y una cuidadora le trataba mal yo llegaba, y ella me decía nos montamos en un autobús y vamos a buscar a tu abuelo,, y salia de allí envuelta en lágrimas ya le tenían atada, me la tenían como un animal maltratado:Ya estudiaba yo derecho, pero esas cosas aún no las habia dado, pero leyendome el Código Civil, le dije a mi madre que  llamara al señor ese, por decirl algo , con el que se caso mi tía, y le fui diciendo todo lo que le tenia que decirLa engañe la dije que me lo había dicho el padre del que era mi novio en aquel entonces, que era abogado.Mi madre me hizo caso, porque ya no podía mas con tanto sufrimiento, y se envalentono, conseguimos que cedieran , y le metimos en otra residencia, a penas duro dos semanas ya, el último día solo reconoció a mi madre y al verme a mi ,emitió un chillido de alegría,mi madre le dijo, calle madre que si chilla,la niña no vuelve a venir y callo pero no dejo de mirarme.Y NADA MAS , al día siguiente nos llamaban, mi abuela había muerto, oí un chillido y subí las escaleras corriendo era mi madre , estaba en el suelo retorcida de dolor con el teléfono en la mano, lo colgué la abracé, y desde ese momento mi madre se dejo de pena , y yo no olvide el olor de una residencia que al año conseguí cerrar.NO ES FÁCIL YA SABES

 DE ALGUNA MANERA NO PUEDO OLVIDARTE

1 comentario:

  1. Linda entranda amiga como siempre. Me gusta leerte. Felicidades.

    ResponderEliminar