martes, 29 de enero de 2013

DE UNA GRAN MUJER :MI MADRE

Dicen que detrás de un gran hombre hay una gran mujer, y en el caso de mis padres , era cierto, a pesar, de que en mi blog hablo tanto de mi padre, tengo que decir que sin ella ninguno seriamos las personas que somos en esta vida, desde que mi padre encontró a mi madre se le pasaron los miedos que tenía en los colegios de curas, en el hospicio, en el reformatorio, había encontrado una gran mujer y aunque se casaron porque mis abuelos no querían a mi padre,al principio, con 18 años mi madre, vivieron una gran historia de amor, de la que tuve la suerte de ser testigo.
Mi madre es tímida, se valora poco, no es inteligente , pero es lista y astuta, y supo muy bien encauzarnos hacia las profesiones que hicimos, yo quería hacer periodismo , y estaba perdida , no había aquí, y no se podía estudiar fuera, eramos cuatro hermanos , y sueldo de un currito de Sava Pegaso, pero ella con sus sabias palabras me dijo que probara derecho, y así lo hice, y hoy puedo decir que no me arrepiento.
La gente de fuera veía a mi padre como era tan peculiar , tan polifacético, con tanta personalidad, pero cuando conocían a mi madre, siempre decían que , que suerte tienes Ladis, pues mi madre comprendía las rarezas de la familia Pérez Fernandez, que hemos heredado todos, y mi madre con su voz dulce sabía reconducir nuestros difíciles caracteres , en lo que era una familia matriarcal , pues las grandes decisiones las tomaba ella, sabía como plantearle las cosas a mi padre, y sabía como tocarnos  la fibra a todos, que salimos más a mi padre.
Recuerdo una madre alegre, que me protegió demasiado, pero ella no tenia la culpa, mi poca estatura , mi tamaño , hizo que no se pudiera desprender de mi, a mis hermanas las llevaron a la guardería, mi madre prefirió tenerme a su lado, si no me ponía los zapatos, ella podía hacer todo , la casa, la compra ir a buscar a mis hermanas, sabía que no me movería y que me encontraría tal y como me dejo.Al contrario que paso con mis hermanas , que se hicieron mayores , yo parecía seguir siendo niña y aún lo sigo siendo, no se recuerdo una madre, fantástica, de contarnos cuentos para que comiéramos, mi favorito los tres ositos, me encantaba las voces que hacia de osos, cuando nació mi hermano , mi madre amplio su repertorio a mas cuentos, y al final no comíamos escuchandole embobados todos, y pasaba lo de siempre, que llegábamos tarde al colegio, porque con su mágia nos quedábamos boquiabiertas.
Mi madre es bordadora y bordaba, cosa que se desde muy pequeña, pues yo me encargaba de llevar sus bordados a sus clientas y así lo ponía en profesión, siempre escribía bordadora, y nunca escribía ama de casa.Le daba tiempo a todo, a atender  a cuatro ,a hacer las faenas del hogar, la compra , la comida , y esos postres que nos hacía.., y por la tarde bordaba y así hasta las cuatro de la mañana, y cuando fuimos siendo mayores , nos quedábamos con ella, yo al tener turno de tarde estudiaba o hacia que estudiaba por la noche, pero me encantaba esas horas nocturnas haciéndonos compañía, eran veladas de risas, no se como mi padre  dormía, pero me quedaba encandilada cuando mi madre reía, porque ríe poco, siempre anduvo acobardada con complejos.
Quizás esos complejos le venían porque mi padre no valoraba lo suficiente sus bordados, y menos  los bajos precios que ponía, pero creo mas que mi madre reía poco por problemas que tenía con mi abuela, a la que adoraba, pero había cosas que ella no entendía, y el tiempo desgraciadamente le dio la razón.Yo a mi abuela le amaba, y tenia plena confianza con ella, y con mi abuelo ,era la que mas iba a su casa ,me llevaban muchas veces antes que a mis hermanas y pasaba tres días seguidos en aquella casa molinera, con huerto y en la que fui tan feliz.Lo que si me extrañaba, era que mi madre les tratara de usted, no comprendía, que mis abuelos siendo socialistas, le tratasen con tanta lejanía, sin embargo mi abuela Aurelia y su familia eran de derechas, algo que llevaba mal mi padre, y sin embargo se trataban de tu ,discutían, y a los tres minutos se reían, y se les olvidaba, sin embargo cuando mi madre estaba triste, mis abuelos no venían ni llamaban, luego supe por que era, pero en aquel entonces, cogía una banqueta y me subía a llamar al teléfono de mi abuela, un número que me aprendí en seguida , antes que aprender a pronunciar la r  y la s , marcaba, y esperaba a oír la voz de mi abuela colgaba, y justo esa tarde venían a vernos, y ya mi madre sonreía y todo se pasaba , aunque había esa lejanía tan incomprensible para mi.
Los consejos de  mi madre valían por dos, siempre me dijo no dependas económicamente de un hombre, y cuando me puse de abogado fue cumpliendo ese deseo, aunque las cosas luego no fueron como pensábamos, también cuando no quería presentarme a un examen, mi madre me decía  y que te cuesta ir, y si la suena la campana, ya me dejaba con la duda , al final iba y si la campana sonaba.
En mis casos en los que desespero , y no encuentro nada , ella siempre dice , tranquila pitusina como me llama , quien hace la ley hace la trampa, recuerdo esto porque cuando a las dos de la mañana  me levantaba a hacer un escrito de alegaciones , siempre tenía que decir que razón tiene mi madre.
Ahora ya no me llama pitusina, pues se lo llamo mas yo a ella,porque esta en esa edad en que las cosas que vuelven al revés, y desde que murió mi padre no se molesto por nada más, solo por nosotros , y se que por mi en especial, ahora espero que entiendan todos , que haya días que flojeo, pero es que nunca corte el cordón umbilical con mi madre, así que cuando le vi tirada gritando , se me cayó el alma a los pies, pues mi madre no se merecía ese golpe, ese debía haber ido para mi, como pude la levante no se quien me dio la fuerza, pero fueron veinte minutos luchando por levantarla y trasladarla al sofá, y cuando veo esos moretones se caen las lágrimas, o cuando no duerme y le noto alterada , esta tan dolorida, el día 2 es su cumpleaños porque si mi madre se llama Candelas , un nombre precioso para una gran mujer que ahora es una niña , TE AMO MAMA

2 comentarios:

  1. Felicidades Jacquie :) En ésta entrada no diré nada, sólo leerte, que me encanta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. me alegro hay veces que un silencio es mejor que unas palabras ya me lo has dicho todo gracias

    ResponderEliminar