lunes, 12 de noviembre de 2012

DE LAS COSAS DE MI PADRE Y SUS AMIGOS

Hoy un amigo sufre por la perdida de un ser querido, y yo me acuerdo de mi padre, al principio el dolor era insoportable, el tiempo tranquiliza el dolor, y a mi padre no le gustaría que dijera tristezas, era un niño encerrado en un cuerpo de hombre, el me enseño el valor de la amistad, del compañerismo, y sobre todo el humor, su sentido del humor era increíble, incluso cuando de niño pasaba hambre con su hermano y se escapaban por los montes y mi padre arropaba al tarta , como  le llamaba a su amigo y hermano favorito y con ese mote se quedo, porque ,Ladis , mi padre era como su abuela, a todos ponían motes, y se reían de si mismos.
Y así fue toda su vida, y por eso voy a relataros una de las hazañas suyas y de sus compañeros,porque aquellos 14 o más, trabajadores de PEGASO SAVA , de Valladolid, eran especiales, los lazos que les unían iban mas allá de la amistad, la enfermedad de artritis de mi  padre, le impedía muchas veces realizar las labores de verificador en la cadena, pero no importaba , el les entretenía y, el resto le hacían el trabajo y cuando se rompía en casa , los reparadores siempre eran los amigos y compañeros de mi padre.
Poli, el pobre delegado sindical de CCOO, valía para un roto, como para un descosido, tenía que solucionar las que estos cuarentones, liaban ,, porque las liaban gordas, que uno de ellos llegara sin zapato a casa, era normal, jugaban  a cosas  como esas, tirarse el zapato por la ventana, y el pobre conductor parando ,pero el resto les tenia un cariño especial, porque todos ellos formaban un grupo muy peculiar.
La más gorda fue una en la que a uno de ellos, se le ocurrió mandar al mas inocente a cobrar un billete falso de lotería, puso encima como pudo los números del premiado, ellos no pensaban que eso podía ser un delito, lejos de toda maldad, le prometió darle parte del premio si lo cobraba, y todos, esperaban a que el de la administración de lotería , le dijera que era falso, y la cara que se le quedaría al otro, pues siempre se metían con que si era muy tacaño para las cenas, pero la broma paso a más.
El administrador de la lotería lo denuncio por falsificación de documento, no solo se jugaba una pena , sino su fama y un puesto de trabajo, lejos de enfadarse, como ocurriría en estos tiempos, el denunciado se lo contó  al otro y los dos se abrazaron , y entonces todos, hicieron lo de siempre, hacer piña, porque la broma salio publicada en el Norte de Castilla, y la dieron por la radio, todos taparon el nombre en la fábrica, y no solo el que ideo la broma se ofreció a ir a la policía y a hablar con la administración de loterías,, todos se pusieron como bloque, y como no acudieron a Poli , para eso era el delegado sindical.
Era una excelente persona, lejos de estar comunicado con el sindicato ayudaba a todo el mundo, y a mi abuelo le arreglo los papeles para su jubilación, era él que tenía más estudios, y le tocaba sacar siempre las castañas del fuego, lejos de ser un delegado sindical como los de hoy , era un currito que siempre iba a pedir al PISTOLAS, que si les daba permiso para ver el fútbol  o que les levantara la sanción ,por alguna hazaña de este grupo.El PISTOLAS, era el director de la fábrica en ese momento, mi padre le bautizo así, porque siempre paseaba con las manos en los bolsillos, y luego sacaba una mano como si disparase preguntando, quien había sido de todos, el que le había escondido algo de su despacho.
Y como la noticia tomo carácter hasta nacional, Poli hablo con el PISTOLAS, rogándole que escribiera a la Administración de loterías, y al juez, no sé las razones que dio,  porque lo consiguió, hasta el jefe de PEGASO llamo a la central de Madrid y desde allí el director jefe, escribió una carta, explicando como eran de honestos aquellos trabajadores, y que su afán, no era  llevarse ningún premio, sino  reírse  y el juez en aquellos tiempos ,en los que aún gobernaba Suarez, decidió sobreseer el asunto, al ver que no había indicios de estafa.
Que mal lo pasaron todos, otros se hubieran enfadado, pero no todos estaban unidos, y en cuanto se supo la noticia , estaba como siempre la celebración que hacían , después de cada broma, una cena en la bodega de uno, de lechazo , vino y copas, y mi padre que se le daba muy bien los ripios, hizo la historia en verso.
Aún le recuerdo pasando a limpio sus ripios, mientras lo hacia, las lágrimas se le saltaban de risa , con que ilusión, con la de un niño, quería sorprender a sus amigos.
Y al día siguiente mi padre estaba afónico, había llegado muy tarde,y todos al día siguiente comentaban las bromas y lo bien que se lo pasaron en aquella cena de hermanos.
Todas las navidades ya, después de jubilados, seguían quedando para la cena de navidad, porque nunca perdieron el contacto, y como mi padre en navidad, le operaron, ese año lo retrasaron, recuerdo que mi padre me dijo, me deben de querer estos apestosos, porque han retrasado la cena por mi, y sí , si que le querían, porque en el tanatorio, se les caía el mundo encima cuando decían, joder¡ se nos ha muerto Ladis.
Sé que todos eran peculiares y que mi padre especial, porque aún hay viejos que me paran y me dicen, yo trabaje con tu padre, con Ladis , como te pareces a él y les veo emocionados rememorando aquellos buenos tiempos y aquellos compañeros.
Si, a mi padre no le hubiese gustado que me pusiera triste contando cosas de él, porque ni él mismo, podía contar sus calamidades de niño, porque le daba la risa, si Ladis siempre fuiste un niño y la que esta aquí se parece a ti demasiado, y aún recuerdo como te gustaba que te gastara bromas o que te imitara , QUE  BUENA GENTE ERAIS AQUELLOS COMPAÑEROS Y QUE BELLOS RECUERDOS

3 comentarios:

  1. Que bonito relato sobre una persona que sin duda debió ser estupenda, gran amigo y gran padre para dejar esos recuerdos divertidos y contados con tanto cariño, gracias por contarnos cosas sobre alguien querido por ti y compartir con nosotros esos recuerdos felices, UN BESAZO

    ResponderEliminar
  2. Mar lo expresa muy bien, como se nota que sabe escribir.
    En resumen, tu relato rezuma mucho cariño a una persona buena, lo que llamamos "buena gente".
    Recuerdos que nos hacen sonreír, que es lo bueno de la vida.
    Un beso.

    ResponderEliminar