viernes, 19 de octubre de 2012

LOS ABOGADOS NO LLORAN (PRIMERA PARTE)



VIERNES, 19 DE OCTUBRE DE 2012


LOS ABOGADOS NO LLORAN (PRIMERA PARTE)

  • No sabia donde ir, solo a un lugar a donde nadie me viera llorar, los abogados no lloran , solo nos contemplamos, nos miramos como que todo estuviera controlado, y por debajo van nuestros miedos, nuestros complejos, nuestra ética, y nuestrocorazón.
     Y así fue, yo le mire a él, al mejor abogado penalista, el más odiado por la policía, un abogado a punto de jubilarse,  pero de los mejores, de los que no necesitan usar ordenador, para hacerlas cosas, ni usa secretaria, su cabeza es y era capaz , de recopilar mas datos que cualquier PC,su seguridad, su aplomo, su saber estar, su no dar descanso al colega contrario. 

  • Día si y día también, solicitando pruebas, sé que cuando me miro y se encogió de hombros, ví unos ojos cansados cristalinos, debajo de unas gafas, por una vista cansada, y que sus ojos ,como los míos estaban ya vidriosos, porque los dos estábamos a punto de llorar, y también presentí, que nos hubiera gustado ,darnos un abrazo, porque habían jugado con nosotros, con la justicia , con nuestro trabajo, y con nuestra moral.

    Sabia, la mala opinión que la policía tenía sobre él,pero estoy convencida, que él como yo, confiábamos cada uno en nuestro cliente, porque eso se notaba en el ambiente, en la presión, en la obsesión, porque luego supe que él dejo todo por ese caso, al igual que yo, me olvide de bajas por mi accidente de carrusel, no se trataba de ganar , se trataba de buscar la verdad, y aunque jugáramos en dos frentes enfrentados, yo sé que esta vez, el también quería buscar la verdad, no solo el dinero, aunque se lo podía permitir , era el mejor penalista, y no solía perder, siempre la policía en aquella época, cometía torpezas formales, se estaba todo informatizando, y aún no se grababa nada, eran otros tiempos , en los que ya ser abogado era un proeza, porque tenías todo en contra, o todo a favor , depende de los años de ejercicio, eran tiempos en que los sumarios se guardaban en carpetas, y los expedientes desbordaban nuestras meses y todas las notificaciones,venían en papel, eran otros tiempos , se curraba más y había mucho rigor judicial, mucho respeto y a veces, pienso que más coherencia. Donde no se suspendían juicios por nada del mundo, y donde una, si tenía guardia, se chupaba las que había en toda la comisaria, y salia a las cuatro de la mañana.


  •  Y me obsesione con ese caso , quien no, si hasta la fiscal jefe dijo que pena , no me toca a mi, yo que hasta entonces, estaba en la cumbre de mi carrera,  solo había perdido dos juicios, uno civil, porque mi cliente no llevaba razón ya que no había pagado la renta, y otro porque se le olvido a la procuradora comunicarme la prueba,no se me olvidarán nunca.

     Tampoco el resto de los demás casos, cada caso era como concebir un hijo, y dar a luz, el día del juicio, porque yo era, ahora lo sé , la mejor en mi provincia, nadie que no haya estado, en la escuela de práctica jurídica, podría defenderse, pero yo si , con solo ver un juicio , sabia como funcionaba el sistema, y si no ,no tenía ningún complejo en pasar tarde, con abogados como el gran Vaquero,a quien ya el alzheimen hoy , le tiene alejado de estos ruedos,o llamar a mi profesora de civil , la primera mujer en la Real Academia de la Jurisprudencia, ahora entiendo ,que en quinto fuéramos sólo 30 alumnos en su clase, todos se cambiaban, ahora entiendo sus apuntes , y sus resoluciones del registro y del notariado, porque tanta información, con el tiempo, se lo tuve que agradecer, y sobre todo cada llamada y esa confesión, que yo la hice de que me volvía loca con los derechos reales, y que grande Teodora Torres, cuando dulcemente me dijo por teléfono,señorita,que me va a decir , de los derechos reales, si yo ,empiezo ahora a entenderles, no se agobie y si lo ve difícil, tire por el articulo 7 del Código Civil, como me hubiese gustado abrazarla, aquella mujer que era la doble de la dama de hierro, se me confensaba, como una aprendiz, y como digo , eramos pocos alumnos, pero mereció la pena tenerla de profesora. Pero no tuve a nadie a mi lado que me dijera que era buena, a pesar de todos los juicios ganados, solo en Villanubla en el centro penitenciario se hablaba de mí.


  • Pero en aquellos tiempos la hija de un currito , abogada, y siendo mujer, viviendo el barrio en que vivo, no podía tener ningún reconocimiento, pero el hecho estaba, en que los jueces de lo penal, dejaban mis vistas orales, para los viernes, y era , cuando ya al empezar a hablar, tomaba una seguridad, que no necesitaba , ni revisar apuntes, y que mis compañeros policías, temían mis interrogatorios, mientras, el juez que tocaba, se entretenía tanto con los casos que llevaba, porque se salían de la normalidad, una cogía lo que nadie quería, y lo que podía y aunque parezca perplejo, gane todos menos esos dos, hasta aquel, en que el juez creyó, que una pareja de jóvenes , eran golpeados por una anciana con muleta. No había testigos falsos , ni nada de eso, sino el estudio de un expediente en  papel tan subrayado y gastado por mi, siguiendo el consejo de mi madre, no te rindas quien hizo la ley hizo la trampa, y ese era mi lema, y mi oratoria, dejaba la boca abierta, a jueces y a fiscales, tanto en las vistas como en las conversaciones.

    Tengo que confesar que nunca aprobé ningún examen parcial escrito, pero los finales,eran orales y como mis compañeros sabían llegaría y aunque, fuera con toda la materia, mi énfasis y mi pasión, convencía ,con una pregunta , al profesor que me examinaba.Y así aprobé el procesal de quinto ,con el juez instructor del caso de la niña de Villalón, hoy, Magistrado de la Audiencia provincial de Valladolid,DºJose Luis Romero, que con solo oírme cinco minutos, sobre el auto de procesamiento , me dijo el examen ha finalizado, no hay más preguntas. Otro de los profesores , a los que admiraba, no solo en su asignatura, sino en los juicios que tuve con él, el rigor era total, y en uno ,que no suspendimos, porque yo dije que no, yo sé que el me miro, y sabía, que era una de las suyas, si de aquel 5 ºC, donde yo era la peor alumna porque la media era sobresaliente, y mis compañeros ,unos valientes, aunque no contaran con nosotros, los alumnos de por la mañana para la cena de licenciatura, lo cual me pareció tal ultranza, que yo misma me encargue de organizar una, en la que ,todo acabo haciendo una parodia, de una boda, donde yo y otro eramos los padrinos, pero todos nos reímos , eramos treinta, pero que treinta alumnos, que buena gente, y que apuntes, tenían, preferían, que yo hiciera pellas, porque cuando iba siempre se montaba la juerga, mi fila de chicas empollonas, no paraban de reír siempre decía una chorrada, que hasta al mas estirado ,hacia interrumpir y se perdía, y cuando se enteraron que el 1 de enero de 1992 rompí con el minero, y que pensaba repetir, me abrasaron a llamadas, antes de los exámenes, a la vez que me facilitaban los apuntes,que generación aquella de jóvenes y que fiestas nos montaba Javier Raya , un gran alumno que hoy es diplomático, y es que eramos distintos , teníamos algo, que no he visto en más estudiantes, y hoy cuando nos encontramos algunos con la toga, por mucha seriedad que se imprima al encuentro , siempre hay una sonrisa, aquellos maravillosos años, y aquellos maravillosos alumnos.

  • VALLADOLID 5 DE LA TARDE DESPACHO DE UNA JOVEN ABOGADA BRILLANTE VALIENTE Y OSADA
   Suena el teléfono cinco de la tarde  si ? Jacqui, es para ti, pásamelo, es Carlos un amigo, que amigo? , uno que viene, ah el oso, si  , pásamelo, que pasa tronco? ajja, oye tía  ,que tal estas tan buena como siempre? jaja que baboso jaja y deseando de verte, oye que tengo una movida yo no , un amigo, bueno su hermana, que se esta quedando hasta calva, que le pasa? , un asunto raro , que la pega un desconocido cuando se la encuentra, pero lo ha denunciando?, si ,si estas libre? si claro , dale mi tarjeta que me llame, no, digo ahora, que te vengas, que nos ha dicho la policía , que el juez celebra la prueba y que necesitamos abogado y éstos no tienen, que la celebran sino sin él, pero como van a celebrar a las cinco el juez, una prueba oso jaj que no te enteras, si quieres quedar jjaja no utilices estas tretas, que no jacque, que va en serio, que en un asunto muy oscuro , y feo, y él es mi amigo y no se a quien acudir, vale tranquilo salgo para allá en cinco minutos estoy en el juzgado en cual es? en el numero cinco, vale voy para allá.


  • Y así conocí ,a quien sería mi clienta  y el objeto de mis cinco meses de trabajo, de días de 24 horas, incluidos ,sábados y festivos, y fiestas de guardar, en un caso, en el que lo di todo, mi trabajo, mi vida , mi corazón, mi salud, no había otra cosa que ese caso , pero hasta aquí puede llegar mi corazón porque aún duele , aquella historia , que hizo a esta letrada, colgar la toga por unos años , y no por un accidente de carrusel grave, aunque mi salud no era buena, luchaba porque la vida de una mujer, que llevaba tres palizas, tres días distintos, por un desconocido, y en ella quedaba la huella, de haber sido una mujer bella, alta y ya demasiado delgada, y con muchas entradas en la cabeza, porque con el miedo estaba perdiendo hasta el cabello, como no ,esta letrada , iba a apoyar a aquella mujer desvalida, al que cualquier día podían encontrar muerta y ahí empezó mi  relación no solo como abogado, sino como colaboradora de la policia nacional, de la judicial, de la brigada especializada en narcotráficantes ,mi obsesión y mi declive.Y era tan osada, que aún sabiendo, que hasta mi vida corría peligro, pues ya me seguían, tenía vecinos falsos, pobres falsos pidiendo en la puerta del despacho, y no preocupo nada , solo quería salvar la vida, de mi cliente y descubrir por qué tanta paliza a ella, y tanta amenaza a mí, en un caso en que la policía, confiaba mas en la información que yo descubría , que a lo que llegaban ellos a ver, y donde una iba más rapido que las pesquisas policiales, y ya tanto el juez , como la policía, como yo eramos una familia , unida, luchando por salvar una vida, hasta aquel día en que, Lavín , el gran abogado, me miro y se inclino de hombros, y yo y él, por debajo de la toga lloramos .


10 comentarios:

  1. "se trataba de buscar la verdad".
    Resumo con una frase tuya.
    Gran amiga canadiense.
    Seguiré leyendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracia amigo segoviano pero el buscar la verdad me llevo a la mayor decepción de mi vida , y a colgar la toga unos cuantos años, pero eso esta en una segunda parte

      Eliminar
  2. Personas que luchan por sus ideas. Nobleza, rectitud, cuantos calificativos podrían ponerse para indicar la profesionalidad y la personalidad de Jacqui. No quiero ser pesimista pero,queda tan poca gente así. Ojalá me equivoque y continue existiendo profesionales y gente que crea en la humanidad, empezando por los mas desfavorecidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracia amigo emilio tu que me lees con buenos ojos

      Eliminar
  3. Impresionante...te deja hecho polvo. Tengo familiares cercanos con casos parecidos al tuyo, pero ni por mucho se igualan.

    ResponderEliminar
  4. gracias amigo adrians, por tu comentario en este blog tan modesto no como el tuyo

    ResponderEliminar
  5. Un prosa ágil, veloz e intensa. Como la historia. No se si atreverme a pensar, en el final de tu cliente. ¿Has pensado en transformar estas vivencias en historias y publicarlas?

    ResponderEliminar
  6. Hola Jacqueline.- Solo desearte leerte de nuevo prontito, muy pronto, Un beso. Alex

    ResponderEliminar
  7. Espero la segunda parte impaciente, gracias por escribir eres un placer para la mente

    ResponderEliminar
  8. Correcto Mar, tomate tu tiempo , pero no nos dejes sin la segunda parte.
    Kiss for you

    ResponderEliminar