lunes, 16 de julio de 2012

DE MI ACCIDENTE DE CARRUSEL

Nunca he querido hablar de ello, lo he mencionado, pero nunca di detalles como fue todo, porque muchas me han preguntado, y no sé siempre quise quitarle importancia, porque no quería dar la impresión de una lisiada.Pero si ,fue algo que recuerdo sobre todo, cuando hay un cambio de tiempo , o estoy muchas horas al ordenador, o llevo peso,o voy a oscuras, y en seguida pienso en otra cosa, es algo que ya supere, a veces algo chasquea, pero no pasa nada, aunque pudo pasar mucho.
Cuando nos montamos en un carrusel, estamos en plan de diversión, y no nos damos cuenta del riesgo que asumimos, no sé intentamos buscar adrenalina, emociones diferentes,pero ya hay personas que han perdido la vida en alguno, y yo pude ser una de ellas.
El día 7 de Septiembre de 1977, en mi plena juventud, y cuando mejor me iba como abogado, nos juntamos  mis hermanos,y fuimos a las fiestas de Laguna, era el ultimo día, esa atracción no tenia peligro alguno, en un principio.Se llamaba la sartén, el ET, y lo divertido era que quien lo manipulaba, era una persona , que iba dando bandazos a la atracción, a la vez que hablaba, y la gente se paraba y se reía,porque te meneaban para un lado para otro, te intentaba agarrar, y el manipulador , si quería podía hacer que ni el mas forzudo se pudiera agarrar al barra,y al final se soltara.
Se trataba de una base circular acolchonada, y un asiento circular de plástico, y una barra de hierro circular, tu te sentabas en  y te agarrabas,a esa barra, y comenzaba el movimiento.El dueño de la maquina había contratado o sin contrato a un joven, que mientras nos manipulaba se toma su cerveza, yo era la única chica,y el zarandeo iba siempre para mi, me pasaba todo el tiempo agarrándome , y me agarraban todos los que estaban montados, se trataba de tirar a la rubia, y lo consiguió reiteradas veces, estaba deseando que acabara, porque cada vez me iba a un asiento, gracias a los que me intentaban ayudar.Pero la atracción no duro ni lo que tenia  que durar, el gracioso ,zarandeó tanto que si la maquina paro,es porque yo un crak en mi cabeza, y gritos, no recuerdo mas.
Se que los que lo vieron empezaron a gritar, porque no solo consiguió tirarme, sino lanzarme hacia el vació, salí volando 180 grados, y mi cabeza llego a darse con la barra en el punto de en frente, de donde me había conseguido lanzar, y entonces paro, no recuerdo mas, quería volver a casa y olvidarme de tres minutos infernales,y volvimos a casa.
Al día siguiente me levante con un fuerte dolor de cabeza, y estaba muy mareada, y me agarraba a mi hermana, algo no funcionaba, a medico camino tenia ganas de vomitar, y le dije vámonos a urgencias no estoy bien.
Y allí empezó todo, ni me había dado cuenta de que llevaba las gafas de sol a modo de diadema, y se me debió clavar, la patilla derecha detrás del oído,,porque cuando me miraron había sangre seca, y heridas, después de un traumatismo cerebral, y como no me correspondía la seguridad social,vino un camino deambulando por consultas privadas, pero nada, no daban con ella , a pesar de ello no podía parar tenia mucho trabajo,y  tenia un caso importante, y mi hermana se convirtió en mis manos mis brazos y mis pies.
El lado izquierdo estaba inmovilizado y sin sensibilidad, y la audición del oído derecho era nula, pero a parte había algo mas,y no daban con ello,luego decimos de la sanidad privada, pero yo abogo por la publica.
Me acorde del doctor que me opero de anginas a los 23, y que  un día le vi en una discoteca,y le invite a una copa, agrediéndole la operación, y llegamos a salir un mes,pero yo estaba en mi mundo y el tenia el suyo, aunque seguíamos siendo amigos, me mando a donde estaba,el que fue su  compañero el gran doctor Acuña, eran buenos internistas y estaban todos en una clínica ,que entraba en el seguro que se llama Paracelso, y allí ya vieron el principal problema, no era tanto la audición, como la conmoción laberíntica, de ahí que no pudiera coordinar el movimiento.
Ya antes acudí por recomendación de una persona, a un homeópata, pues las cervicales y el lado izquierdo seguía fatal,  me estaba haciendo rehabilitación, pero el forense me dijo que lo dejara que me estaba mal para el oído.Sí  eran dos horas por la tarde y salia mareada y no podía ya ir a trabajar, y me tocaba cancelar citas.
No se que lo me harían en una clínica privada ,que no doy nombre, que no vieron que el hombro debía de haberse dislocado, el homeópata en seguida lo vio sin radiografías, como ellos,me hizo mucho daño pero fue un movimiento brusco, y me dijo te dolerá mucho, pero al tercer día , lo moverás,  además eran dolores  horribles, y un mareo continuo, supongo que los que sufran de cervicales y del oído me entenderán,y encima se juntaba que soy alérgica a muchos medicamentos, y como mucho termalgin y miolastan.
Y si fueron tres días sin ir al despacho porque era imposible,  dolores , terribles, pero al tercer día resucitó como Jesucristo , recuerdo que estaba echada, y que mis padres habían salido a hacer la compra,y cuando abrieron les salí a recibir, con lágrimas en los ojos de alegría y emoción , y dije mirad ya lo muevo, y nos abrazamos, y entonces empecé a ver la luz y dije este accidente no va a poder conmigo.

1 comentario:

  1. Amiga canadiense. Creo que es importante contarlo. Estoy seguro que te has liberado, sino del todo, bastante. Y eso es muy importante. Entiendo perfectamente tu angustia, que a veces me comunicabas en twitter. Ahora te comprendo y creo que, sin saberlo, como ahora lo has contado, no sé porqué, pero intuía algo importante que tenías que soltar. Me alegro que lo hayas hecho. Primero por ti y segundo por los que te conocemos, aunque sea virtualmente, como es mi caso.Y no quiero despedirme, sin decirte algo importante (por lo menos para mí), la vida es bella, seguro.Ya sabes que yo con 70 años cumplidos, sigo siendo un aprendiz de la vida y sigo buscando la verdad.Un beso.

    ResponderEliminar